Me he pellizcado tres veces para comprobar que no estoy soñando.


Hace unos días estaba leyendo un artículo en una revista y fue como si de repente las puertas del paraíso se hubieran abierto.


Os cuento.


Resulta que unos científicos de la Royal Society de Química, han descubierto que se pueden combatir las agujetas… 


¡Comiendo CHOCOLATE! 🤤🤤🤤


Si alguna vez has amanecido con unas terribles agujetas, las mismas que te hacen imposible hasta vestirte, coincidirás conmigo en que no existe nada peor.

Pero ...

¿Por qué aparecen las agujetas? ¡¿Por qué?!


Yo creo que las inventó el diablo 👿… ¡Para mí no hay otra explicación!


Pero no. Al parecer existen varias causas médicas probables.
La primera explica que las fibras del tejido muscular sufren microrroturas que causan serios dolores.


La segunda explicación, es que se produce una acumulación de ácido láctico en las terminales nerviosas y que al cristalizarse produce dolor. 
Sin embargo, esta teoría se ha descartado por los científicos, pues personas incapaces de producir ácido láctico también sufren agujetas.


Lo cierto es que luego de un tiempo sin ir al gym.  O cuando cambiamos de técnica y hacemos un esfuerzo desmesurado, las agujetas están ahí agazapadas esperando, acechando. 


Particularmente, he probado de todo para que las agujetas no me martiricen y se vayan lo antes posible una vez aparecen, sin embargo


¡NADA HA FUNCIONADO!


Pero… Hay una solución que se ha estado experimentando en algunas universidades de los Estados Unidos: El consumo de chocolate como remedio para las agujetas.


Chocolate contra las agujetas


En estas universidades, se les ha suministrado a los miembros del programa de atletismo, un vaso de leche achocolatada antes, durante y después del entrenamiento.


Algunos de estos atletas, se encontraban en reposo por las vacaciones de verano y no entrenaban desde hacía un par de meses. 
Pero no solo esto, el entrenador les exigió el triple de lo que hace normalmente.
A la mitad de los deportistas se les hidrató con agua y bebidas energizantes. A la otra con leche achocolatada al 85% de cacao.
La mitad que tomó leche con chocolate, solo sufrió algunas pequeñas molestias musculares que calificaron como suaves.


El estudio posterior reveló que el chocolate, contiene flavonoides y alcaloides que ayudan a la reducción de la inflamación muscular.


Por otro lado el chocolate, es una de las mejores fuentes de magnesio, calcio, potasio, hierro zinc y cobre. Estos minerales, son regeneradores naturales del tejido muscular.


El contenido de aminoácidos presentes en una barra de chocolate negro, son suficientes para regenerar la fibra muscular.


Por último, el chocolate es uno de los antioxidantes más poderosos de la naturaleza. Sus componentes ayudan a mejorar el transporte de oxígeno a las fibras lesionadas y en recuperación.

Agujetas
Ahh… ¿Olvide mencionar que es delicioso? Aunque... ¡Creo que eso ya lo sabemos! 😜


Pero, no te enloquezcas, no debe ser una barra de chocolate con caramelo o un tazón de helado de chocolate. 
Los especialistas recomiendan consumir chocolate negro, sin azúcar y con un contenido mínimo de 80% de cacao o superior. 


Un pequeño cuadrito, aporta todos los beneficios, sin la carga calórica extra.


⚠️ ADVERTENCIA: Chocolate +Sofá= Barrigota!!!


¡El chocolate es delicioso en todas sus formas! Y con moderación podemos aprovechar todos sus beneficios!


Ya tengo la excusa perfecta 😉


Ahora mismo voy a entrenar, pero antes… ¡Un trocito de chocolate!🍫🍫


Os veo pronto!!!

(0) comentarios

Ten en cuenta que los comentarios se tienen que aprobar antes de que se publiquen.